Girona y su sistema táctico

Respecto al Girona, reconozco que no he podido seguirlo demasiado, pero que un recién ascendido esté en la jornada 28 peleando por entrar en EL, lo dice todo. Inevitable la comparación con lo del Alavés, pero hay que decir que ahí, aparte de la marcha de los cedidos, hubo también un cambio de entrenador, y creo que Machín tiene aún más influencia en su equipo de la que tenía Pellegrino. Si logran conservarlo…
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Aún recuerdo el baño que le dio al Atlético en la primera mitad de su debut en Primera. Aprovechando los problemas del rival para defender el área, probando con el centro lateral para buscar a Stuani… Y 2-0 al descanso. Menuda carta de presentación nos dejaron.
Sí, el Girona tiene un convenio con el City, pero en ningún caso es un proyecto diseñado para la compra venta de jugadores (qué tontería, amigo). Es un proyecto autónomo que no para de crecer.

De hecho, el único cedido del City que está teniendo minutos es Maffeo, jugador que, por cierto, que ya estaba el año pasado en segunda.

El resto de cedidos están teniendo una influencia prácticamente nula. Aleix García suele ser el primer cambio cuando el partido ya está en las últimas. Douglas Luiz no juega nunca y Kayode y Marlos ya se han ido.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
La base de este proyecto son los jugadores de segunda: Aday, Pere Pons, Granell, Borja García, Portu.Incluso algunos de los que en segunda dejaban serias dudas para el primer nivel (Mójica, Ramalho o Bonou) ahora se han convertido en titulares de calidad.
Uno de los secretos de este Girona, que poco a poco ha ido sustantivando y personalizando su sistema en determinadas virtudes de piezas concretas, es ser efectivo y muy directo en todas sus intenciones. Su manera de progresar en los partidos, y también en las jugadas, en ser paciente para esperar sus momentos con balón y conectar rápidamente con las bandas y con el área. Los de Machín, que tienen de media un 12% menos el balón que sus rivales, que sólo han superado en % de posesión a su rival en seis de los 28 partidos que ha jugado en Liga, destacan por conocer a la perfección todos los tiempos que le interesan en ambas mitades del campo. En su propia mitad mantiene una constancia entre posición y actitud, juntando a mucha gente por dentro en tres alturas diferentes, evitando conexiones que le ubiquen defender muy abajo.
“Hoy en día todos estudian a los rivales. Nos estaban buscando los puntos débiles y lo que era un 3-5-2 o un 5-3-2 se ha evolucionado para acumular mucha gente en el centro del campo para ser competitivos en Primera y, lo más importante, para poner los mejores futbolistas en el once. Creo que para eso estamos los entrenadores, para que los mejores se desarrollen en el terreno de juego”.
“Para la posición de carrileros buscamos siempre jugadores más ofensivos que defensivos, porque ahí necesitamos gente que desborde y centre bien.

Victoria del Valencia

Marcelino nunca había ganado en el Sánchez-Pizjuán pero lo de ayer fue un triunfo rotundo suyo. Estuvo muy inteligente con su planteamiento inicial y los chés se llevaron los tres puntos de manera merecida. El tener en banda derecha a Coquelin + Gabriel le sirvió para anular la principal vía de profundidad y de escape a la presión que tiene el Sevilla pues casi no se vio a Escudero pisando área (una de las cosas que más suele hacer) y a Nolito en el 1 vs 1.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
A partir de ahí buscó hacer algo similar a lo que hizo hace un par de semanas Simeone. Con el trabajo de la doble punta más los dos mediocentros, replegaba en campo propio y cerraba todos los pasillos interiores, una de las cosas que más le cuesta al Sevilla superar. Con el paso de los minutos N’Zonzi y Banega empiezan a arriesgar más (justo lo que buscaba Marcelino) y el Valencia a atacar la espalda del doble pivote.

A todo esto hay que sumarle que el Sevilla no tiene dominio de las áreas y el Valencia sí. El resultado es el visto ayer y el que se lleva viendo toda la temporada.
El choque tuvo mucho de contexto. El Valencia buscó durante todo el encuentro que su rival tomara riesgos, sintiera prisa y actuara sumando cada vez más hombres a su ataque. Y aunque tácticamente, Marcelino sacó mucho rédito a la altura de su bloque, donde más pescó fue en lo anímico. El Sevilla se desconectó durante muchos momentos, se separó en la transición defensiva y no pudo contener a los dos hombres más relacionados con la idea de partido que imaginó su técnico: Geoffrey Kondogbia y Rodrigo.
Es increíble el nivel que está ofreciendo Kondogbia desde que llegó al Valencia. Uno de los mejores fichajes del mercado estival sin duda. Otro futbolista que se ha adaptado a las mil maravillas es Neto. Si los de Marcelino son dominantes en las dos áreas es gracias a la seguridad atrás del meta brasileño. Ayer fue decisivo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
A mí me gustaría bastante ver a Rodrigo en el Mundial. La competencia es feroz pero creo que tiene suficiente nivel. Aunque necesita espacio para brillar y y eso puede que no lo encuentre con Lopetegui. Pero en un equipo donde pueda picar al espacio es determinante, ayer le gana la espalda a la defensa del Sevilla con facilidad. Sus dos goles son tremendos. En el primero, su control orientado es perfecto. Y en las dos definiciones muestra una sangre fría y calidad espectaculares. Y se acerca muchísimo al portero antes de rematar, cosa que Messi suele hacer con éxito en el mano a mano con el portero. Su segundo gol me recordó al que marcó Leo está temporada contra el Villarreal. Por cómo se acerca al portero y amaga antes de tirar.
El partido de ayer estuvo muy influenciado por la vuelta de champions. Y sobre este asunto propondría un debate: ¿merece más la pena clasificarse para octavos de champions cuando se how perdido el tren de la liga, o quedar tercero en fase de grupos y optar a ganar la Europa League para repetir en champions la siguiente temporada? Dilema aplicable tanto al Sevilla como al Chelsea / Tottenham

Argentina

Messi aceptó quedar fuera del partido, y quizás eso fue lo más doloroso, inexplicable, e incomprensible de la derrota de Argentina. ¿Tuvo una explicación táctica? Es posible. Quizás Sampaoli, consciente de que en el primer partido alejó demasiado al crack culé del área rival, buscó tenerle cerca de poder finalizar las jugadas. Lo que ocurrió, sin embargo, es que durante losprimeros 45 minutos no sólo no disparó a puerta, sino que en ningún momento dio la sensación de representar una amenaza para Croacia. Con su sola presencia cerca de un centrocampista, Messi atraerá un rival, sembrará una duda, se hará notar. Pero en lugar de eso, Leo transmitió que no estaba, y esa fue la peor noticia para Argentina.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Seguramente hubiera sido mucho mejor, como ocurrió contra Islandia, que diera la sensación de que Messi tenía que obrar un milagro para encontrar el espacio justo para su golpeo, que lo ocurrido frente a Croacia. Sampaoli hizo modificaciones muy significativas con respecto a lo visto frente a los islandeses. En la primera jornada, Argentina le limpió al culé el carril interior derecho, dejando como pivote a Mascherano y como falso interior izquierdo a Lucas Biglia, e involucrando, por pura ocupación de espacios, a Leo Messi a dar los primeros pases. Eso le obligaba a saltar dos líneas rivales, lo que provocó que en ningún momento encontrase una posición buena de remate. Sólo el pase atrás desde banda -muy bien defendido por los islandeses-, parecía ser premonición de un posible remate con cierta ventaja.
Por ahí pueden entenderse los ajustes de Sampaoli, en su intento de llevar a Messi más cerca del área y hacerlo, además, sobre el perfil derecho, desde donde puede encarar portería y rematar de zurda con su ángulo preferido. Sin embargo, el resultado frente a Croacia no fue en absoluto el esperado, y llamó poderosamente la atención que Messi apareciera tan poco durante la primera mitad, sobre todo porque Argentina, en esos primeros 45 minutos, sí dio la sensación de fluir con más facilidad con respecto a lo mostrado frente a Islandia, más allá de que el combinado balcánico sea un equipo que abre más sus piezas y proyecta a más futbolistas hacia el ataque.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Argentina salió con un 3-4-2-1 en el que la primera línea estaba formada por Mercado y Tagliafico como centrales exteriores, con Otamendi como líbero, ambos muy abiertos, un doble pivote compuesto por Mascherano y Enzo Pérez, Salvio y Acuña fijando su posición como extremos, muy arriba y muy abiertos, y Meza y Messi formando una doble mediapunta en la que la intención clara era que el de Independiente ayudase a Agüero en términos de profundidad, y el del Barça gestionase toda la zona de mediapunta. La realidad fue que Argentina, con ese planteamiento ancho y fluido, dibujó líneas de pase con más facilidad y progreso con algo más de soltura, pero quizás la falta de finura en los acompañantes de Messi en el carril central acabó provocando que no aparecieran ocasiones de forma constante.
Fue algo extraño, puesto que el riesgo que Sampaoli asumió desde el planteamiento no se vio respaldado por la elección de futbolistas que pudieran aprovechar las ventajas generadas a partir de abrir tanto el equipo y de la buena conexión que generó esas líneas de pase

Colombia

Colombia clasificó por tercera oportunidad, en seis participaciones, a los octavos de final de un Mundial, luego de que este jueves derrotara 1-0 a Senegal y terminara en el primer puesto del grupo H de Rusia 2018.
En Italia 90, fue la primera vez que Colombia clasificó a una segunda ronda. En la fase de grupos le ganó 2-0 a Emiratos Árabes, perdió 1-0 con Yugoslavia y empató 1-1 con Alemania. La Selección avanzó como el segundo mejor tercero del torneo.

En octavos de final, Colombia fue derrotado 2-1 por Camerún con goles de Roger Milla. El gol para el equipo nacional fue conseguido por Bernardo Redín.
Después de 16 años, Colombia regresó a un Mundial al clasificarse a Brasil 2014. En aquella oportunidad, la Selección se jugó un ‘mundialazo’ llegando a los cuartos de final, la mejor instancia a la que ha llegado.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
En primera ronda, Colombia derrotó 3-0 a Grecia, 2-1 a Costa de Marfil y 4-1 a Japón, teniendo a James Rodríguez como su máxima figura.

Ya en los octavos de final, Colombia se impuso 2-0 a Uruguay con goles de James Rodríguez. Sin embargo, la ilusión de seguir avanzando en el torneo se vio frustrada en cuartos de final cuando perdió 2-1 con Brasil.

La de este jueves se convirtió en su tercera clasificación a octavos de final de una Copa del Mundo y ahora espera rival entre Bélgica o Inglaterra.
Se juega como se vive, dicen unos. El fútbol es el espejo del país, cierto. También se juega como se canta, dirán otros. El fútbol es la pista de baile del país, también es real.
En las pantallas y los parlantes de los estadios de este Mundial de Rusia suena Maluma o Nicky Jam o J Balvin y su pegajoso y casi idéntico chis-pum-chis-pum que provoca que las fanáticas de camisetas amarillas, bullosas y voluptuosas, se meneen por instinto.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
En las canchas de los estadios de Saransk, Kazán y Samara ha jugado Juan Fernando Quintero y le ha puesto un nuevo ritmo de juego a la Selección Colombia que hace que los fanáticos, bullosos y eufóricos, sacudan sus barrigas en saltos de gol.

El reguetón y Quintero son el país de ahora, la música de ahora, el fútbol de ahora, la Selección de ahora. Colombia es reguetón, gústele a quien le guste. “Y no te voy a negar, estamos claros y ya”, como repite el estribillo de moda.

Quintero, asumió la voz cantante del equipo en el Mundial de Rusia por los males en las piernas de James Rodríguez, que sin estar descartado de manera oficial, quizá no juegue ni un minuto contra Inglaterra, mañana, en el partido de octavos de final en el estadio Spartak de Moscú.
“Se nos presentó esta situación que no esperábamos y que a todos nos sorprendió. Sabemos de la importancia de lo que es James para el fútbol de nuestra Selección. Es el referente”, dijo el pequeño volante en estatura y edad: 1,68 metros y 25 años cumplidos en enero.

Con Quintero, el fútbol de esta selección es otro, distinto, a otro ritmo, con su propio compás. No es el vallenato ni la cumbia de otros tiempos y otros gustos. Su gol contra Japón, sus asistencias contra Polonia y Senegal y sus pases en esos tres partidos de la primera ronda pusieron a Colombia en el ‘número uno de las listas’ del grupo H y por eso ahora suena en todas partes, empezando por España, desde donde dicen que en el Real Madrid quieren oír su juego.

Zidane

Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.
Ciertamente, puede decirse que Zidane estuvo obligado a ir cambiando su plan, porque sus alternativas eran de primer nivel, y si quería tenerlas activas en términos de ritmo, debía apostar por una política más versátil de lo que suele ser habitual en un club que está obligado a pelear todos los títulos, que generalmente desarrolla un ‘plan A’ y partir de ahí busca generar su rutina de triunfos. Yendo esto por delante y retomando el tema de Casemiro, hay que volver a ese ‘relativamente’, porque Zidane construyó su éxito en el Real Madrid a partir de su medio campo, y más allá de que hubiera un gran número de variantes, el cuadro blanco sí dejó varios legados. Uno de ellos fue el Casemiro-Kroos-Modric, que le ha permitido dominar en Europa de forma indiscutible durante los últimos tres años.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
La apuesta por Casemiro como mediocentro, a pesar de que en un principio pareció conservadora, era en realidad extremadamente arriesgada. En el Real Madrid de Marcelo, Modric, Kroos, Benzema y Cristiano Ronaldo -es decir, en un equipo en el que el control de la pelota debía ser una base indiscutible para hacer sostenible el plan de juego-, Casemiro iba a ocupar una posición axial, clave para agilizar las circulaciones, con la consiguiente rémora que ello podría suponer. A eso había que sumar su gran agresividad a la hora de buscar el robo, lo que significaba abrir puertas en un equipo en el que, salvo en él y los centrales, no existía una técnica de robo lo suficientemente potente como para defender desde la precipitación en lugar de desde la protección de los espacios. Lo cierto es que antes de la contundente victoria de marzo de 2016 frente al Sevilla, dudar de la inclusión de Casemiro en el plan inicial tenía argumentos realmente poderosos.

Zidane

Zinedine Zidane nació al madridismo un 15 de mayo de 2002. La Copa de Europa, interpretada como una melodía inherente al césped del Santiago Bernabéu a lo largo de más de medio siglo, acababa de presenciar una obra de arte que caló en lo más hondo del aficionado blanco. La volea frente al Bayer Leverkusen empequeñeció lo que el genio francés había hecho hasta el momento en Chamartín, y convirtió en menos relevante todo lo que sucedió a posteriori. Fue un parpadeo. Un abrir y cerrar de ojos con el que Zidane logró pasar del césped al altar.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Insuficiente, en cualquier caso, como para que su aterrizaje en el banquillo del Real Madrid fuese sencillo. Si una máxima flota en el ambiente del Bernabéu es la disconformidad, y a eso había que sumar que la apuesta por Rafa Benítez no había conseguido fluir, lo que dejaba a un técnico sin experiencia en la élite obligado a manejar una situación delicada. Lo que sucedió a partir de ese momento se ha explicado desde su excelso manejo de la comunicación, tanto de puertas para fuera como, parece que indiscutiblemente, de puertas para dentro, pero la aportación táctica del francés ha estado a la altura de la gestión emocional de su plantilla, a pesar de que su propio discurso no le ayudase a construir una reputación de gran estratega, siempre pensando en el manejo del entorno de una de las instituciones futbolísticas más particulares del mundo.
Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.

Zidane

Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.
Ciertamente, puede decirse que Zidane estuvo obligado a ir cambiando su plan, porque sus alternativas eran de primer nivel, y si quería tenerlas activas en términos de ritmo, debía apostar por una política más versátil de lo que suele ser habitual en un club que está obligado a pelear todos los títulos, que generalmente desarrolla un ‘plan A’ y partir de ahí busca generar su rutina de triunfos. Yendo esto por delante y retomando el tema de Casemiro, hay que volver a ese ‘relativamente’, porque Zidane construyó su éxito en el Real Madrid a partir de su medio campo, y más allá de que hubiera un gran número de variantes, el cuadro blanco sí dejó varios legados. Uno de ellos fue el Casemiro-Kroos-Modric, que le ha permitido dominar en Europa de forma indiscutible durante los últimos tres años.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
La apuesta por Casemiro como mediocentro, a pesar de que en un principio pareció conservadora, era en realidad extremadamente arriesgada. En el Real Madrid de Marcelo, Modric, Kroos, Benzema y Cristiano Ronaldo -es decir, en un equipo en el que el control de la pelota debía ser una base indiscutible para hacer sostenible el plan de juego-, Casemiro iba a ocupar una posición axial, clave para agilizar las circulaciones, con la consiguiente rémora que ello podría suponer. A eso había que sumar su gran agresividad a la hora de buscar el robo, lo que significaba abrir puertas en un equipo en el que, salvo en él y los centrales, no existía una técnica de robo lo suficientemente potente como para defender desde la precipitación en lugar de desde la protección de los espacios. Lo cierto es que antes de la contundente victoria de marzo de 2016 frente al Sevilla, dudar de la inclusión de Casemiro en el plan inicial tenía argumentos realmente poderosos.

Zidane

Zinedine Zidane nació al madridismo un 15 de mayo de 2002. La Copa de Europa, interpretada como una melodía inherente al césped del Santiago Bernabéu a lo largo de más de medio siglo, acababa de presenciar una obra de arte que caló en lo más hondo del aficionado blanco. La volea frente al Bayer Leverkusen empequeñeció lo que el genio francés había hecho hasta el momento en Chamartín, y convirtió en menos relevante todo lo que sucedió a posteriori. Fue un parpadeo. Un abrir y cerrar de ojos con el que Zidane logró pasar del césped al altar.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Insuficiente, en cualquier caso, como para que su aterrizaje en el banquillo del Real Madrid fuese sencillo. Si una máxima flota en el ambiente del Bernabéu es la disconformidad, y a eso había que sumar que la apuesta por Rafa Benítez no había conseguido fluir, lo que dejaba a un técnico sin experiencia en la élite obligado a manejar una situación delicada. Lo que sucedió a partir de ese momento se ha explicado desde su excelso manejo de la comunicación, tanto de puertas para fuera como, parece que indiscutiblemente, de puertas para dentro, pero la aportación táctica del francés ha estado a la altura de la gestión emocional de su plantilla, a pesar de que su propio discurso no le ayudase a construir una reputación de gran estratega, siempre pensando en el manejo del entorno de una de las instituciones futbolísticas más particulares del mundo.
Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.

Vitolo

“su buen desembarco entraba dentro de lo más previsible. Sin embargo, Víctor Machín ‘Vitolo’ no ha encontrado aún recorrido y lugar en el actual momento colchonero.”

Eso también era previsible, creo que muchos coincidirán. Y más viendo de dónde venía. Su encaje, pese a ser un perfil más cholista que Gaitán y Carrasco (en cuanto a cabeza) era más peliagudo de lo que algunos querían creer en la afición.
“En efecto, yo es que no podría entender que un futbolista como Vitolo haya venido para ser una de las bases de un proyecto que aspira a intentar ganar la Champions League. Lo puedo comprar como un jugadof util ”
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Pero una cosa, ¿quién dijo nunca que Vitolo viniera a ser base de nada? Es que creo que ahí surge gran parte del asunto. Simeone, en verano, se encontraba necesitando jugadores de ese perfil, más aún ante la situación que suponía la cabeza de Carrasco (aunque no sean jugadores totalmente análogos, que se me entienda), y ficha un jugador que conoce la Liga, que da la cara en contextos adversos (un capitán, vaya) en los que suele brillar… y que, por todo ello, le ha de ser útil. Especialmente en liga. Pero esto de que Vitolo viniera a hacerse con la banda en propiedad en un Atlético de Madrid (la izquierda, a poder ser)… es una opinión -muy respetable- de los más optimistas con su fichaje. Muchos pensábamos que Vitolo sería esto, un jugador destinado a ser útil, ha dar descanso a otros, a tener titularidades en función del contexto. Digo “sería esto” refiriéndome a la versión óptima de lo que es hoy, pues está en una versión gris.
Al final, el día gordo va a jugar un 5 (veremos si Thomas o Rodri), va a jugar probablemente Gabi si sigue bien, va a jugar Koke, va a jugar Saúl, dos puntas, está el crecimiento en banda de Correa…en fin. Que Vitolo venía a hacer plantilla, creo yo. Que no es poco, si consigue una regularidad de rendimiento y supone una solución valiosa a partidos determinados; es un muy buen suplente para un proyecto de primer nivel.
No es titular de un candidato a la Champions, pero eso no es ningún drama. La cosa está en que la temporada la tiene perdida por lo poco que jugó en la ida, por las lesiones y el ritmo que lleva…etc. Pero igual que yo nunca he creído que venga a ser titular, tampoco espero que sea un caso Gaitán, diría que ya no lo está siendo, pese a su bajo punto de forma futbolística.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En resumen, si el Atleti mantiene a Oblak y, sobre todo, a Griezmann (digo sobre todo porque es el más irremplazable, ya que es un perfil al que este club no va a acceder en el mercado, mientras que igual un Courtois sí podría fichar, como nos recuerda sigue necesitando fichajes de primer orden:
-Un lateral izquierdo que sea algo más que prometedor. -Un mediocentro puro, que se supone ya está fichado.
-Un 9 suplente de buen nivel, que no nos haga temblar cada vez que Costa tenga un pinchazo (y de otro perfil a Gameiro), aunque me temo lo peor del club en este apartado.

Eso, como mínimo, debería ser el verano colchonero, toda vez que se mantenga a los jugadores de primer nivel. Y se afrontaría la Champions con una plantilla con mimbres sobrados apra que Simeone siga dando un candidato top 4 al título, aunque sea menos rica y de techo más bajo en talento que otras. Sólo hay que dárselo algo menos complicado, que el milagro sea de menor dimensión.

Vitolo y su Atletic (parte 2)

“Una de las bases no, pero que debería ser un jugador 12,13 o 14 probablemente sí. Y muchas veces estos jugadores marcan la diferencia entre ganar o no ganar una Champions. ”

No, un Vitolo no va a marcar nunca la diferencia entre ganar o no una Champions.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Y ese es precisamente uno de los problemas del Atlético en los últimos años, que sabe que los Fernando Torres, Carrasco, Gaitan, Cerci, Vitolo, Gameiro, etc. no le valen para el máximo nivel (me refiero a ganar la Champions o La Liga) porque no están en el primer escalón de atacantes mundiales (la mayoría ni siquiera están en el segundo), pero como no puede acceder a fichar superfiguras que sí estén en ese escalón y le den un salto de calidad, cuando se cansa de uno de estos y se lo saca de encima para fichar al siguiente, acaba fichando a otro Torres, Carrasco, Gaitan, Cerci, Vitolo, o Gameiro, con el que, en poco tiempo, acaba teniendo el mismo problema.

Al fin y al cabo, el Atlético está al nivel que está gracias a que tiene un buen puñado de jugadores super TOP que, o bien no ha tenido que comprar (Gabi, Koke, Saúl) o bien cuando los compró, ni eran súper TOP ni se esperaba que lo fueran (Costa, Griezzman, Godín, Filipe).
En general las bandas en el at madrid tienen muchos problemas para adaptarse, Vitolo , carrasco, arda y tardo.

Tampoco se bien que se les pide, o exige y esa exigencia es comparable a otros equipos, creó que no, en general la adaptacion al entorno Simeone no suele ser fácil.

A mi Vitolo me parece un muy buen jugador, pero no se que se le exige y si eso es real.
Ejemplo Griezman, en los grandes partidos ha ralizado unos esfuerzos enorme, que le han penalizado, al final eso es correcto que lo haga?
La forma que tiene de jugar el Atleti y de afrontar los retos contra equipos élite, exige a todas sus piezas esfuerzos tremendos en defensa, máxime cuando sabes que te vas a encontrar a Madrid o Barca mínimo 2 veces al año. Dicho lo cual, Griezmann tiene una defensa posicional muy buena, mentalmente sabe donde colocarse y sabe cuando ir y cuando replegar. Es una de las grandes cualidades del francés.
Semifinal muy bonita y que incluso al Atleti creo que le viene bien, por temas de favoritismo contra el Leizpig y el Marsella. Obviamente para mi es favorito el Atleti, pero suena más igualado.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Creo que el juego del Arsenal le viene muy bien al Atleti,.
En derecha, la situación es diferente pero tampoco mucho más fácil para Machín. La verticalidad es el concepto más relevante, en el que el argentino y el croata suman pocos toques y mucha agresividad hacia portería. No hay excesivo tiempo para detenerse. Si sumamos a este entramado el hecho de que el Atlético juega mucho por dentro, con mucha presencia en el carril central, con los vértices de Thomas y Griezmann, los senderos de Vitolo están por descubrir.