Éxito del Magic Spray

Hasta hace poco pensábamos que todo estaba inventado en el fútbol, pero con el Mundial de Fútbol de Brasil se ha dado a conocer algo que nos ha hecho pensar que aún quedan cosas por descubrir: el magic spray.
El aerosol TimeLimitSpray  es el nombre técnico de la pequeña lata de spray que los árbitros llevan sujetada a sus uniformes. Contiene una blanca espuma que no es nociva para las personas y que desaparece en un lapso de tiempo de entre 45 segundos y dos minutos tras quedar expuesta en el césped. Tras pitar una falta, el árbitro utiliza el aerosol para marcar la posición del balón y la de la barrera a 9’15m de distancia reglamentaria (de ahí su nombre).
El invento nació del periodista deportivo argentino Pablo Silva que tras jugar un partido con sus antiguos compañeros del colegio, en una falta la barrera se adelantó sin que nadie lo pudiera demostrar y el árbitro no hizo repetir la falta perdiendo su equipo la oportunidad de empate. Tras esto, se asoció con un químico para intentar dar con un producto que no estropeara ni el césped natural ni el sintético, que no dañara las botas y piernas de los futbolistas, ni el medio ambiente… algo complejo pero que consiguieron en 2002. Tras su refinamiento, mejoras y tras años de pruebas en partidos, gracias al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino finalmente se ha utilizado por primera vez en el Mundial de Fútbol de Brasil.

Se desconoce exactamente su composición, pero se trata de una solución con textura de espuma y con base acuosa, que aplicado sobre el césped desaparece en menos de dos minutos tras el contacto con el aire. Su función es mantener a raya a los jugadores en el límite de la línea aportándoles una marca visual de donde se tienen que situar. Además ayuda al árbitro a saber la situación de la barrera y poder sacar una tarjeta amarilla al jugador que la pise o sobre pase.
A lo largo de todos los torneos sudamericanos en los que se ha ido probando y después del Mundial, ha quedado claro que es un gran recurso para el árbitro. Previene que la barrera se adelante, pero también previene que el ejecutante adelante el balón. Además facilita la tarea del árbitro de mantener la distancia reglamentaria de 9’15m entre la pelota y la barrera.  Por otro lado, facilita la armonía del juego evitando discusiones entre los jugadores que forman la barrera, el rival que va a tirar la falta y el árbitro, por lo que promueve el fair play y agiliza el juego.
Como novedad, a partir de ahora y de cara a la próxima campaña 2014-2015 se permitirá su uso para los encuentros de los Campeonatos Nacionales de Liga de Primera y Segunda División del fútbol español
En definitiva el spray evanescente ha demostrado ser efectivo y dar resultados por lo que está pasando a formar parte de los materiales imprescindibles para los árbitros más exigentes.
Agregando productos al carrito…Espere un momento