Zidane

Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.
Ciertamente, puede decirse que Zidane estuvo obligado a ir cambiando su plan, porque sus alternativas eran de primer nivel, y si quería tenerlas activas en términos de ritmo, debía apostar por una política más versátil de lo que suele ser habitual en un club que está obligado a pelear todos los títulos, que generalmente desarrolla un ‘plan A’ y partir de ahí busca generar su rutina de triunfos. Yendo esto por delante y retomando el tema de Casemiro, hay que volver a ese ‘relativamente’, porque Zidane construyó su éxito en el Real Madrid a partir de su medio campo, y más allá de que hubiera un gran número de variantes, el cuadro blanco sí dejó varios legados. Uno de ellos fue el Casemiro-Kroos-Modric, que le ha permitido dominar en Europa de forma indiscutible durante los últimos tres años.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
La apuesta por Casemiro como mediocentro, a pesar de que en un principio pareció conservadora, era en realidad extremadamente arriesgada. En el Real Madrid de Marcelo, Modric, Kroos, Benzema y Cristiano Ronaldo -es decir, en un equipo en el que el control de la pelota debía ser una base indiscutible para hacer sostenible el plan de juego-, Casemiro iba a ocupar una posición axial, clave para agilizar las circulaciones, con la consiguiente rémora que ello podría suponer. A eso había que sumar su gran agresividad a la hora de buscar el robo, lo que significaba abrir puertas en un equipo en el que, salvo en él y los centrales, no existía una técnica de robo lo suficientemente potente como para defender desde la precipitación en lugar de desde la protección de los espacios. Lo cierto es que antes de la contundente victoria de marzo de 2016 frente al Sevilla, dudar de la inclusión de Casemiro en el plan inicial tenía argumentos realmente poderosos.

Zidane

Zinedine Zidane nació al madridismo un 15 de mayo de 2002. La Copa de Europa, interpretada como una melodía inherente al césped del Santiago Bernabéu a lo largo de más de medio siglo, acababa de presenciar una obra de arte que caló en lo más hondo del aficionado blanco. La volea frente al Bayer Leverkusen empequeñeció lo que el genio francés había hecho hasta el momento en Chamartín, y convirtió en menos relevante todo lo que sucedió a posteriori. Fue un parpadeo. Un abrir y cerrar de ojos con el que Zidane logró pasar del césped al altar.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Insuficiente, en cualquier caso, como para que su aterrizaje en el banquillo del Real Madrid fuese sencillo. Si una máxima flota en el ambiente del Bernabéu es la disconformidad, y a eso había que sumar que la apuesta por Rafa Benítez no había conseguido fluir, lo que dejaba a un técnico sin experiencia en la élite obligado a manejar una situación delicada. Lo que sucedió a partir de ese momento se ha explicado desde su excelso manejo de la comunicación, tanto de puertas para fuera como, parece que indiscutiblemente, de puertas para dentro, pero la aportación táctica del francés ha estado a la altura de la gestión emocional de su plantilla, a pesar de que su propio discurso no le ayudase a construir una reputación de gran estratega, siempre pensando en el manejo del entorno de una de las instituciones futbolísticas más particulares del mundo.
Los primeros pasos de Zidane en el Real Madrid estuvieron marcados por una rotación que ha sido una máxima durante su estancia en el banquillo blanco. Sin embargo, hacerlo a mitad de temporada, con un equipo repleto de incógnitas y sin un plan de juego asentado, provocó un gran número de dudas. El nombre que comenzó a cambiar las cosas, y resulta curioso porque en aquel momento representaba un gran elemento de debate entre el aficionado, fue Casemiro. No cabe duda de que Benítez fue un valedor muy importante del brasileño, pero el mediocentro de élite en el que se ha convertido hubiera sido imposible sin Zidane. Digamos que Benítez creyó de forma indiscutible en sus virtudes, pero fue el técnico galo el que logró encauzarlas positivamente en el ecosistema del equipo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El argumento de que el Real Madrid de Zidane, a pesar de su incontestable éxito continental, no ha dejado una huella a nivel de estilo, es relativamente cierta. Sólo relativamente. Por un lado y quizás represente el argumento más importante, porque puede explicarse a partir de que en los últimos años el cuadro merengue ha tenido a su disposición las plantillas más potentes de su historia. Quizás el efecto Leo Messi agudizó el ingenio a nivel de gestión hasta tal punto que, como quedo claro en el segundo año del galo en el banquillo, el grupo de jugadores que manejaba tenía tal nivel que repartir protagonismo sin rencillas era imposible. Ese es el germen de la versatilidad de Zidane en los planteamientos. Elegir entre Isco y Bale es el mayor ejemplo del abanico de posibilidades que se le presentaba cada tres días, sin olvidar todo lo que había detrás del español y del galés.

Vitolo

“su buen desembarco entraba dentro de lo más previsible. Sin embargo, Víctor Machín ‘Vitolo’ no ha encontrado aún recorrido y lugar en el actual momento colchonero.”

Eso también era previsible, creo que muchos coincidirán. Y más viendo de dónde venía. Su encaje, pese a ser un perfil más cholista que Gaitán y Carrasco (en cuanto a cabeza) era más peliagudo de lo que algunos querían creer en la afición.
“En efecto, yo es que no podría entender que un futbolista como Vitolo haya venido para ser una de las bases de un proyecto que aspira a intentar ganar la Champions League. Lo puedo comprar como un jugadof util ”
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Pero una cosa, ¿quién dijo nunca que Vitolo viniera a ser base de nada? Es que creo que ahí surge gran parte del asunto. Simeone, en verano, se encontraba necesitando jugadores de ese perfil, más aún ante la situación que suponía la cabeza de Carrasco (aunque no sean jugadores totalmente análogos, que se me entienda), y ficha un jugador que conoce la Liga, que da la cara en contextos adversos (un capitán, vaya) en los que suele brillar… y que, por todo ello, le ha de ser útil. Especialmente en liga. Pero esto de que Vitolo viniera a hacerse con la banda en propiedad en un Atlético de Madrid (la izquierda, a poder ser)… es una opinión -muy respetable- de los más optimistas con su fichaje. Muchos pensábamos que Vitolo sería esto, un jugador destinado a ser útil, ha dar descanso a otros, a tener titularidades en función del contexto. Digo “sería esto” refiriéndome a la versión óptima de lo que es hoy, pues está en una versión gris.
Al final, el día gordo va a jugar un 5 (veremos si Thomas o Rodri), va a jugar probablemente Gabi si sigue bien, va a jugar Koke, va a jugar Saúl, dos puntas, está el crecimiento en banda de Correa…en fin. Que Vitolo venía a hacer plantilla, creo yo. Que no es poco, si consigue una regularidad de rendimiento y supone una solución valiosa a partidos determinados; es un muy buen suplente para un proyecto de primer nivel.
No es titular de un candidato a la Champions, pero eso no es ningún drama. La cosa está en que la temporada la tiene perdida por lo poco que jugó en la ida, por las lesiones y el ritmo que lleva…etc. Pero igual que yo nunca he creído que venga a ser titular, tampoco espero que sea un caso Gaitán, diría que ya no lo está siendo, pese a su bajo punto de forma futbolística.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En resumen, si el Atleti mantiene a Oblak y, sobre todo, a Griezmann (digo sobre todo porque es el más irremplazable, ya que es un perfil al que este club no va a acceder en el mercado, mientras que igual un Courtois sí podría fichar, como nos recuerda sigue necesitando fichajes de primer orden:
-Un lateral izquierdo que sea algo más que prometedor. -Un mediocentro puro, que se supone ya está fichado.
-Un 9 suplente de buen nivel, que no nos haga temblar cada vez que Costa tenga un pinchazo (y de otro perfil a Gameiro), aunque me temo lo peor del club en este apartado.

Eso, como mínimo, debería ser el verano colchonero, toda vez que se mantenga a los jugadores de primer nivel. Y se afrontaría la Champions con una plantilla con mimbres sobrados apra que Simeone siga dando un candidato top 4 al título, aunque sea menos rica y de techo más bajo en talento que otras. Sólo hay que dárselo algo menos complicado, que el milagro sea de menor dimensión.

Vitolo y su Atletic (parte 2)

“Una de las bases no, pero que debería ser un jugador 12,13 o 14 probablemente sí. Y muchas veces estos jugadores marcan la diferencia entre ganar o no ganar una Champions. ”

No, un Vitolo no va a marcar nunca la diferencia entre ganar o no una Champions.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Y ese es precisamente uno de los problemas del Atlético en los últimos años, que sabe que los Fernando Torres, Carrasco, Gaitan, Cerci, Vitolo, Gameiro, etc. no le valen para el máximo nivel (me refiero a ganar la Champions o La Liga) porque no están en el primer escalón de atacantes mundiales (la mayoría ni siquiera están en el segundo), pero como no puede acceder a fichar superfiguras que sí estén en ese escalón y le den un salto de calidad, cuando se cansa de uno de estos y se lo saca de encima para fichar al siguiente, acaba fichando a otro Torres, Carrasco, Gaitan, Cerci, Vitolo, o Gameiro, con el que, en poco tiempo, acaba teniendo el mismo problema.

Al fin y al cabo, el Atlético está al nivel que está gracias a que tiene un buen puñado de jugadores super TOP que, o bien no ha tenido que comprar (Gabi, Koke, Saúl) o bien cuando los compró, ni eran súper TOP ni se esperaba que lo fueran (Costa, Griezzman, Godín, Filipe).
En general las bandas en el at madrid tienen muchos problemas para adaptarse, Vitolo , carrasco, arda y tardo.

Tampoco se bien que se les pide, o exige y esa exigencia es comparable a otros equipos, creó que no, en general la adaptacion al entorno Simeone no suele ser fácil.

A mi Vitolo me parece un muy buen jugador, pero no se que se le exige y si eso es real.
Ejemplo Griezman, en los grandes partidos ha ralizado unos esfuerzos enorme, que le han penalizado, al final eso es correcto que lo haga?
La forma que tiene de jugar el Atleti y de afrontar los retos contra equipos élite, exige a todas sus piezas esfuerzos tremendos en defensa, máxime cuando sabes que te vas a encontrar a Madrid o Barca mínimo 2 veces al año. Dicho lo cual, Griezmann tiene una defensa posicional muy buena, mentalmente sabe donde colocarse y sabe cuando ir y cuando replegar. Es una de las grandes cualidades del francés.
Semifinal muy bonita y que incluso al Atleti creo que le viene bien, por temas de favoritismo contra el Leizpig y el Marsella. Obviamente para mi es favorito el Atleti, pero suena más igualado.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Creo que el juego del Arsenal le viene muy bien al Atleti,.
En derecha, la situación es diferente pero tampoco mucho más fácil para Machín. La verticalidad es el concepto más relevante, en el que el argentino y el croata suman pocos toques y mucha agresividad hacia portería. No hay excesivo tiempo para detenerse. Si sumamos a este entramado el hecho de que el Atlético juega mucho por dentro, con mucha presencia en el carril central, con los vértices de Thomas y Griezmann, los senderos de Vitolo están por descubrir.