Colombia

Colombia clasificó por tercera oportunidad, en seis participaciones, a los octavos de final de un Mundial, luego de que este jueves derrotara 1-0 a Senegal y terminara en el primer puesto del grupo H de Rusia 2018.
En Italia 90, fue la primera vez que Colombia clasificó a una segunda ronda. En la fase de grupos le ganó 2-0 a Emiratos Árabes, perdió 1-0 con Yugoslavia y empató 1-1 con Alemania. La Selección avanzó como el segundo mejor tercero del torneo.

En octavos de final, Colombia fue derrotado 2-1 por Camerún con goles de Roger Milla. El gol para el equipo nacional fue conseguido por Bernardo Redín.
Después de 16 años, Colombia regresó a un Mundial al clasificarse a Brasil 2014. En aquella oportunidad, la Selección se jugó un ‘mundialazo’ llegando a los cuartos de final, la mejor instancia a la que ha llegado.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
En primera ronda, Colombia derrotó 3-0 a Grecia, 2-1 a Costa de Marfil y 4-1 a Japón, teniendo a James Rodríguez como su máxima figura.

Ya en los octavos de final, Colombia se impuso 2-0 a Uruguay con goles de James Rodríguez. Sin embargo, la ilusión de seguir avanzando en el torneo se vio frustrada en cuartos de final cuando perdió 2-1 con Brasil.

La de este jueves se convirtió en su tercera clasificación a octavos de final de una Copa del Mundo y ahora espera rival entre Bélgica o Inglaterra.
Se juega como se vive, dicen unos. El fútbol es el espejo del país, cierto. También se juega como se canta, dirán otros. El fútbol es la pista de baile del país, también es real.
En las pantallas y los parlantes de los estadios de este Mundial de Rusia suena Maluma o Nicky Jam o J Balvin y su pegajoso y casi idéntico chis-pum-chis-pum que provoca que las fanáticas de camisetas amarillas, bullosas y voluptuosas, se meneen por instinto.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
En las canchas de los estadios de Saransk, Kazán y Samara ha jugado Juan Fernando Quintero y le ha puesto un nuevo ritmo de juego a la Selección Colombia que hace que los fanáticos, bullosos y eufóricos, sacudan sus barrigas en saltos de gol.

El reguetón y Quintero son el país de ahora, la música de ahora, el fútbol de ahora, la Selección de ahora. Colombia es reguetón, gústele a quien le guste. “Y no te voy a negar, estamos claros y ya”, como repite el estribillo de moda.

Quintero, asumió la voz cantante del equipo en el Mundial de Rusia por los males en las piernas de James Rodríguez, que sin estar descartado de manera oficial, quizá no juegue ni un minuto contra Inglaterra, mañana, en el partido de octavos de final en el estadio Spartak de Moscú.
“Se nos presentó esta situación que no esperábamos y que a todos nos sorprendió. Sabemos de la importancia de lo que es James para el fútbol de nuestra Selección. Es el referente”, dijo el pequeño volante en estatura y edad: 1,68 metros y 25 años cumplidos en enero.

Con Quintero, el fútbol de esta selección es otro, distinto, a otro ritmo, con su propio compás. No es el vallenato ni la cumbia de otros tiempos y otros gustos. Su gol contra Japón, sus asistencias contra Polonia y Senegal y sus pases en esos tres partidos de la primera ronda pusieron a Colombia en el ‘número uno de las listas’ del grupo H y por eso ahora suena en todas partes, empezando por España, desde donde dicen que en el Real Madrid quieren oír su juego.